La Associación Cultural de Vall de Lord es una institucion fundada en el 1946 por un grupo de vecinos de Sant Llorenç de Morunys interesados en la historia, tradiciones i patrimonio cultural y paisagístico de Vall de Lord.

El románico en la Vall de Lord

La Vall de Lord ha mantenido desde siempre una población dispersa, en consecuencia, el territorio aloja una cantidad apreciables de capillas, ermitas i iglesias rústicas.  Un inventario exhaustivo indicaría un número de 89 existentes en el término conjunto de los cuatro municipios. En “Catalunya Románica”  se describen 42, que son las que –poco reformadas- presentan aún las pautas típicas de la arquitectura románica. Con la excepción de la iglesia de Sant Llorenç de Morunys y del monasterio de Graudescales, el resto son construcciones de una sola nave, con cubierta de cañón, algunas veces ligeramente apuntado. Entre éstas, cabe mencionar Sant Serni del Grau o de Vilamantells, Santa Creu dels Ollers, Sant Lleïr de Casabella y Sant Martí de Guixers, todas ellas –del siglo XI- están situadas cerca de la villa de Sant Llorenç con facilidad de acceso.

Pero las construcciones románicas más monumentales son el antiguo monasterio de Sant Pere de Graudescales y el propio templo de Sant Llorenç, que constituían la base de la organización eclesiástica de la Vall de Lord en época altomedieval. En relación al primero, situado en la ribera del rio Aigua d’Ora, data dela primera mitad del s. XI si bien tien precedentes documentados desde inicios del s. X. Consta de una nave de 16 metros con crucero y tres ábsides que enn el exterior presentan una decoración de estilo lombardo.

La iglesia de Sant Llorenç no tiene exteriormente una apariencia románica a causa de las numerosas reformas sufridas en el transcurso del tiempo, en cambio, el interior conserva íntegramente las pautas románicas. Consta de tres naves –la principal con cubierta de cañon- que terminan en tres ábsides, sin crucero. Su construcción es de principios del s. XI sobre un templo prerománico del s. IX.  Finalmente, cabe citar una construcción románica civil: el puente de Vall-longa del s. XII. Originariamente estaba situado sobre el rio Cardener, aguas abajo de la villa de Sant Llorenç en un paraje hoy cubierto por el pantano de la Llosa. Precisamente este hecho motivó que fuera desmontado piedra a piedra para ser trasladado al lugar donde actualmente se puede admirar, a un kilómetro de Sant Llorenç en dirección a la Coma.

< volver atrás

Comments are closed.